Page 120

ESPECIAL RIO MAGDALENA

EL RÍO QUE SOMOS Gran clúster logístico El Clúster Logístico de Palermo La terminal movió 309.000 toneladas en 2009, su primer año de operaciones. En 2015 movilizó 1.667.000. en 1824 se utilizó el primer barco a vapor para navegar aguas arriba, lo que redujo el tiempo del trayecto que iba de tres a cinco meses, a una semana. 120 tiene ventajas naturales por su ubicación en los 22 kilómetros del canal de acceso a la zona portuaria de Barranquilla (último tramo del río Magdalena), lo que le permite posicionarse frente a las necesidades de empresarios e inversionistas. Una de esas ventajas es su profundidad natural. Está ubi-cado en la ribera oriental del río Magdalena, en el kilómetro 18 y cuenta con una profundidad supe-rior a los 13 metros, ideal para reci-bir buques. Por su localización, la carga tiene conectividad directa con las principales ciudades de la costa y el interior del país. Cuenta, también, con la Estación de Policía del corregimiento de Palermo, un puesto de mando del Batallón de Policía Militar Nº. 2 y una Estación de Carabineros. De esta manera, Palermo, que nació de la mano de Coremar –fundado en 1958 y el primer con-glomerado marítimo que existió en Colombia–, es el único clúster logís-tico del país. Ubicado en la margen derecha del río, en el municipio de Palermo (Magdalena) y frente a Barranquilla, ofrece sus servicios desde la zona portuaria y fluvial de la capital del Atlántico. Es un pro-yecto concebido en 2002, cuando empezaron a adquirirse los prime-ros predios, y en los últimos años ha desarrollado la infraestructura requerida por los usuarios y clientes. Además, implementa operaciones multimodales, que complementan su cadena logística integral. Hoy, el Clúster de Palermo, considerado una ciudadela indus-trial única en Colombia, integra los recursos necesiarios para ofrecer a sus clientes una gestión efectiva y de alta calidad. “Hace un poco más de 15 años se inició un maravilloso viaje: el desarrollo del clúster de Palermo, en la ribera oriental del río Magdalena, que permite que nuestros clientes encuentren infraestructura, tecno-logía de punta y excelencia opera-tiva para atender las necesidades de logística, con compromiso y trabajo sin igual”, destaca Marcela Pisciotti, CEO de Coremar. La terminal marítima, ubi-cada en el corregimiento del mismo nombre del municipio de Sitionuevo (Magdalena), se ha ampliado y con-solidado en infraestructura. Primero fueron 300 metros lineales de mue-lle y hoy ya tiene 700, de los 1.057 metros concesionados. Arrancó ope-ración en 2009 con un movimiento de 309.000 toneladas, en 2010 pasó a 800.000, en 2015 cerró en 1.667.000, y la meta para el final de 2016 son 1,9 millones de toneladas. El 14 de febrero de 2013, Core-mar recibió el visto bueno del Minis-terio de Comercio Exterior para poner en marcha la zona franca, que opera desde entonces y ya tiene diferentes usuarios comerciales y operadores. Este año, como parte de su plan de expansión, empezó la construcción de dos bodegas que estarán listas en el segundo semes-tre de 2016: una para granel limpio, alimento balanceado para anima-les, específicamente avícola, y la segunda, de aceros, bobinas en fríos (aceitadas o decapadas) y alam-brones de alto carbono, que deben ser almacenadas bajo cubierta de acuerdo con las especificaciones. En junio pasado se inauguró la Terminal de Líquidos Palermo El Clúster de Palermo Sociedad Portuaria cuenta con una terminal marítima, una terminal de combustibles líquidos, una zona franca, un parque industrial y una ‘shore-base’ en la margen oriental del Magdalena.


ESPECIAL RIO MAGDALENA
To see the actual publication please follow the link above