Page 54

ESPECIAL RIO MAGDALENA

RIO Un puerto en transformación Reconocida en las últimas décadas por la industria del petróleo, las luchas obreras y sociales, Barrancabermeja muestra ahora un nuevo rostro de cara a la globalización. Barrancabermeja es hoy la más la deforestación asciende al 77 por ciento de su cobertura vegetal original; el 42 por ciento de esta se produjo en las tres últimas décadas. 54 fuerte ciudad de servicios lo-gísticos de carga, gracias a que cuenta con un enorme puerto sobre el río Magdalena, Impala, que, unido a nuevas obras de infraestructura, le están aumentando la competitividad al país frente a los tratados de libre comercio con Estados Unidos, la Unión Europea y la Alianza del Pacífico. ¿La clave?: el país le dio la cara al río después de más de medio siglo de olvido, durante el cual el trans-porte de carga por esta arteria se fue a pique, y Barrancabermeja, con una población cercana a los 200.000 habi-tantes, entendió que su economía no puede girar exclusivamente alrede-dor del petróleo, que representa el 70 por ciento de sus ingresos. También se necesitó que la Nación invirtiera 2,2 billones de pesos en el mantenimiento y la recuperación del río, para tener un canal navegable las 24 horas del día y los 365 días del año, desde Puerto Salgar (Cundina-marca) hasta Bocas de Ceniza (Atlán-tico), en un trayecto de más de 900 kilómetros, obras que aún se ejecutan. Así mismo, fue fundamental que Impala –filial de la multinacional suiza Trafigura– invirtiera 400 millones de dólares para construir un puerto de 50 hectáreas en Barrancabermeja y ope-rar en el Magdalena. CULTURA DEL RÍO “Estamos impulsando el desarrollo de una nueva vocación para la ciu-dad. Ahora los barranqueños tienen la oportunidad de formarse en logística y oficios portuarios”, asegura Alejan-dro Costa Posada, gerente general de Impala. Las primeras cifras son contun-dentes: en 2014 se movilizaron algo más de 18.000 toneladas por el puerto, y en 2015, cuando entró en operación, 381.511 toneladas, según la Superin-tendencia de Puertos y Transporte. El crecimiento superó el 2.000 por ciento. Pero eso no es todo. La cons-trucción de Impala ya está lista en un ciento por ciento. “La infraes-tructura de Impala es la más moderna del continente para un puerto interior fluvial. Es solo la punta de lanza para el desarrollo de Colombia, pues nuestra capacidad máxima de trans-porte es de 2 millones de toneladas, mientras el potencial máximo del río supera los 7 millones, de modo que hay espacio para más inversionistas”, agrega Costa Posada. ¿Y EL PETRÓLEO? Hoy el sueño del ‘oro negro’ no ilu-siona como antes, entre otras cosas porque la industria sigue en la crisis de los precios bajos, y Ecopetrol ha descartado la millonaria inversión prevista para modernizar la refine-ría de la ciudad, donde se purifican diariamente, en promedio, 210.000 barriles de crudo. El alcalde, Darío Echeve-rri Serrano, asegura que el petró-leo seguirá siendo fuerte, pero que POR Manuel Navarro* * Periodista.


ESPECIAL RIO MAGDALENA
To see the actual publication please follow the link above