Page 68

ESPECIAL RIO MAGDALENA

XXXX XXXXX “El Cesar, nuestra puerta extendida” “El TFA servirá de centro de conexión entre las zonas de consumo del país y el puerto de Cartagena”, asegura Salas. Para Alfonso Salas, gerente de la Organización Puerto de Cartagena, el río Magdalena debe ser intervenido para hacer más competitivo el comercio en el país. Llevar un contenedor de Cartagena sistemas, resultaría eficiente, econó-mico y competitivo. El Magdalena une los cuatro mayores centros urbanos de Colom-bia: Bogotá, Medellín, Cali y Barran-quilla; en su cuenca se produce el 85 por ciento del PIB nacional y se genera el 75 por ciento de la produc-ción agropecuaria del país. SEMANA habló con Alfonso Salas Trujillo, gerente de la Organi-zación Puerto de Cartagena –cuyas empresas insignias Sociedad Portua-ria Regional de Cartagena y Conte-car son las terminales más importan-tes de la capital de Bolívar–, sobre las posibilidades de desarrollo del río como vía para el transporte de mercancías y la dinamización del comercio en el país. a Bogotá cuesta 1.500 dólares, y desde La Heroica hasta cualquier puerto asiático, vía marítima, la tarifa fluctúa entre 50 y 300 dólares. A ello se suma que los puer-tos del Caribe colombiano son la principal plataforma de exportación del país. En 2015, por las aduanas de Cartagena, Barranquilla y Santa Marta se exportaron mercancías por un valor de 22.785 millones de pesos, equivalentes al 71 por ciento del total nacional. Ante ese panorama, la recu-peración de la navegabilidad por el río Magdalena se muestra como una gran alternativa para dinamizar el comercio, en un modelo de trans-porte que, combinado con los otros 68 foto: 123rf SEMANA: En términos de competitividad a nivel internacional, ¿qué le aporta a Co-lombia la recuperación del río Magdalena como ruta comercial? ALFONSO SALAS TRUJILLO: El Banco Mundial recomienda usar otros modos de transporte para me-jorar la competitividad del país, lo que implica la necesidad de crear un sistema multimodal. El río debe ser intervenido para hacer más compe-titivo el comercio. Los impactos de una mayor utilización del río sobre la competitividad son enormes, no solo en la reducción de los fletes en el transporte de carga, estimada entre 30 y 40 por ciento, sino también en los beneficios ambientales por me-nores emisiones de CO2. Además, el transporte fluvial es el que tiene


ESPECIAL RIO MAGDALENA
To see the actual publication please follow the link above