Page 58

ESPECIAL RIO MAGDALENA

58 Aguas seguras Un programa educativo promueve en las comunidades ribereñas del Magdalena una cultura de seguridad fluvial que, con la creciente actividad de navegación en el río, es cada vez más necesaria. Colombia vuelve a mirar al Magdalena como su principal arteria fluvial, y la empresa Impala Terminals, una de las que más le ha apostado al transporte multimodal en el país, identificó, gracias a su pre-sencia en las regiones, la necesidad de fortalecer la cultura y la seguridad en torno al río. Por eso, con el apoyo de Cor-magdalena, lanzó la iniciativa peda-gógica ‘Cuidadito con el río’, cuyo objetivo es incentivar el autocui-dado entre los actores involucrados en la navegación por el Magdalena, como tripulaciones de navieras, transportadores formales e infor-males, cooperativas, familias veci-nas y estudiantes. “La iniciativa es parte de nuestro compromiso como empresa de no solo ser un buen vecino de las comunidades en nuestra área de influencia, sino de contribuir a la navegación segura de un río que se está convirtiendo en un pilar del transporte multimodal y en un motor para la competitividad del país”, dice Alejandro Costa, gerente general de Impala. Para generar verdaderos cam-bios en la forma en que las poblacio-nes se relacionan con el río, el pro-grama se diseñó para que, a través de materiales pedagógicos y lúdicos, las personas conozcan el Código Nacio-nal de Navegación. Las protagonistas de la estrate-gia son dos mujeres: Magda y Lena. La primera es barranquillera y quiere aprender a navegar por el Magdalena, y por eso, su amiga Lena, una barran-queña con mucha experiencia en la movilidad y convivencia con el río, le enseña de la manera más divertida. Ambas dan vida a un programa radial también denominado “Cui-dadito con el río”, que se transmite por emisoras comunitarias y comer-ciales de los principales municipios ribereños. Durante seis meses estos personajes, encarnados por actrices profesionales, recorrerán las pobla-ciones aledañas al Magdalena para ofrecerle a la comunidad espectácu-los en vivo. De igual forma, los niños reci-ben en sus colegios cartillas infor-mativas y coloreables, con las que aprenden a seguir normas básicas de seguridad fluvial, como utilizar siem-pre el chaleco salvavidas. “Celebramos esta iniciativa de la empresa privada por aportar al bienes-tar de las comunidades ribereñas con Con actividades lúdicas, Impala esta novedosa campaña que va muy de la mano con el interés principal de la corporación: garantizar la navegabili-dad por nuestro río y concientizar a la población sobre la importancia de cui-darlo y protegerlo”, asegura el capitán Luis Álvaro Mendoza, director ejecu-tivo de Cormagdalena. La empresa cuenta, además, con el Centro de Entrenamiento y de Formación Fluvial Marítima (Cef-mar), en Barranquilla, que educa capitanes, pilotos, timoneles, mari-neros, contramaestres y maquinis-tas que navegarán el río. Muchos de ellos, empíricos, tienen ahora el cono-cimiento necesario para garantizar un tráfico fluvial seguro. busca dar a conocer a niños y adultos el Código Nacional de Navegación. foto: cortesía impala EL RÍO QUE SOMOS


ESPECIAL RIO MAGDALENA
To see the actual publication please follow the link above